email telefono contacto

Proxy vs VPN: ¿Cuál es la diferencia y cuál elegir para proteger tu privacidad en línea?

La seguridad y privacidad en Internet son aspectos clave para cualquier usuario. Si te interesa mejorarlas, seguro que has pensado en utilizar un proxy o VPN.

Es cierto que estas dos opciones pueden mejorar la seguridad al navegar, además de ofrecer otras ventajas (como el acceso a contenido restringido a algunas zonas). Pero estas herramientas no funcionan del mismo modo, y cada una presenta sus propias ventajas e inconvenientes.

Por eso, en Raiola Networks vamos a contarte las características y diferencias fundamentales del tema proxy vs VPN. Para que puedas elegir la que más se ajuste a tus necesidades y lo que conseguir lograr al navegar: que todo vaya bien, y hacerlo seguro.

Proxy vs VPN: ¿Cuál es la diferencia y cuál elegir para proteger tu privacidad en línea? 1
¡Suscríbete al boletín!

No te enviaremos spam, lo prometemos. Enviamos a nuestros suscriptores contenido sobre WordPress, hosting, marketing digital y programación.

+ Información básica sobre protección de datos

En la elección de proxy vs VPN, lo primero que tienes que saber es que ambos incrementan la seguridad de su conexión a Internet.

¿Pero cómo funcionan exactamente y en qué se diferencian?

VPN vs Proxy

¿Qué es un servidor proxy?

Un proxy es un servidor que actúa como intermediario entre un usuario y un destino en Internet, que suele ser una página web.

Es decir: cuando un usuario realiza una solicitud por la red, en lugar de conectarse directamente al sitio web, esta petición llega primero al servidor proxy. Después, este envía la solicitud al sitio web y devuelve la respuesta al usuario.

Esto proporciona una capa adicional de seguridad para cualquiera y puede equilibrar la carga de tráfico. Los servidores proxy también pueden ser capaces de aumentar la velocidad de navegación y reducir la cantidad de ancho de banda utilizado, sobre todo si se trata de una empresa. ¡Un aspecto no poco importante!

Usos de los proxy

En una red corporativa, si varios usuarios acceden al mismo sitio web, el servidor proxy puede almacenar en caché la página web y enviarla a los usuarios, en lugar de descargarla varias veces. Esto no solo reduce la cantidad de ancho de banda usado, sino que también mejora la velocidad de navegación (un tema muy apreciado hoy día, incluso entre quienes utilizan los mejores proveedores de hosting).

Por otro lado, estos servidores también pueden usarse para evitar diferentes restricciones de acceso a contenido determinadas según tu ubicación. Al funcionar como intermediarios, pueden esconder la IP original del usuario y mostrar la del proxy, que se puede encontrar en cualquier otra parte del mundo.

Sin embargo, es importante destacar que no todos los servidores proxy funcionan de la misma forma y, por ello, no implican las mismas ventajas. Pero no te preocupes, que más adelante hablaremos de ello en detalle.

¿Qué es una red VPN?

En el siguiente punto del tema proxy vs VPN, analizamos la segunda alternativa.

Una red VPN es una tecnología que permite conectar dispositivos a una red privada a través de Internet, lo que ofrece gran cantidad de beneficios.

Además de proteger la privacidad y la seguridad de la información, una red VPN puede mejorar la velocidad y estabilidad de la conexión a Internet y permitir el acceso a cierto contenido que, por restricciones geográficas, estaría prohibido.

Virtual Private Network o VPN

¿Cómo funciona una VPN?

El funcionamiento de una red VPN, de forma simplificada, supone una suerte de “canal seguro” entre el dispositivo del usuario y la red privada.

Todos los datos que se transmiten a través de Internet se cifran y se envían a través de un servidor remoto. Después, los datos llegan al servidor remoto, se descifran y se envían a su destino final. De esta manera, cualquier persona que intente interceptar los datos no podrá leerlos, ya que están encriptados.

Usos de una red VPN

Los usos más populares están relacionados con la protección de datos y la privacidad, pero también puede utilizarse para acceder a contenido restringido geográficamente.

Por ejemplo: si un usuario se encuentra en un país donde ciertos sitios web están bloqueados, puede conectarse a una VPN ubicada en otra nación para acceder a esos sitios. Esto es especialmente útil para personas que necesitan acceder a información de otros países por trabajo, estudio o entretenimiento.

¿Cuáles son las diferencias entre proxy vs VPN?

Los servidores proxy y las conexiones VPN son dos herramientas con ciertas similitudes, que comparten utilidades como proteger la privacidad y la seguridad de los usuarios en línea.

Lo cierto es que ambos servicios tienen ventajas y desventajas que debes tener en cuenta. Vamos, que no hay una respuesta correcta. Debes pensar, más bien, en elegir la herramienta de seguridad adecuada para lo que tú necesites.

A continuación, te contamos las principales diferencias entre un servidor proxy y una VPN:

1. Funcionamiento

Un servidor proxy actúa como intermediario entre el dispositivo del usuario y el servidor de destino al que se está accediendo. El servidor proxy recibe las solicitudes del usuario y las envía al servidor de destino.

Por otro lado, una VPN establece una conexión privada y cifrada entre el dispositivo del usuario y el servidor en cuestión. Esta conexión es más segura y garantiza una mayor privacidad que un servidor proxy.

2. Enmascaramiento de IP

Tanto un servidor proxy como una VPN pueden ocultar la dirección IP del usuario. Sin embargo, un servidor proxy solo enmascara la dirección IP del navegador web, mientras que una VPN oculta la dirección IP de todo el dispositivo (a menos que se trate de integraciones del navegador o de una aplicación en específico).

Esto significa que, con una VPN, el usuario puede navegar por la web de forma anónima y proteger su privacidad.

3. Encriptación de datos

Una VPN cifra todo el tráfico de Internet del usuario, lo que significa que los datos están protegidos y no pueden ser interceptados por terceros. Además, al tratarse de un servicio de pago, la encriptación de datos de una VPN es muy fuerte y difícil de descifrar. Por poder, puede hacerse, pero exige una tecnología increíblemente sofisticada. Es poco probable que suceda.

Por otro lado, un servidor proxy no cifra el tráfico de Internet, lo que significa que los datos pueden ser interceptados.

La encriptación de datos de una VPN es especialmente útil para los usuarios que buscan proteger su información financiera y personal, como contraseñas y números de tarjetas de crédito. En ese sentido, es de lo más seguro que existe.

Encriptado de datos

4. Velocidad de conexión

Un servidor proxy normalmente funciona más rápido que una VPN, ya que actúa como intermediario y no cifra el tráfico. Sin embargo, si las VPN tienen servidores de alta velocidad, también podrán ofrecerte una conexión rápida.

Además, la velocidad de conexión de una VPN se puede mejorar mediante la elección de un servidor VPN cercano. Y, por cierto, si usas un VPN gratuito, no esperes el mismo nivel de velocidad y seguridad.

5. Ubicación de los servidores

La ubicación de los servidores es otro aspecto clave del tema proxy vs VPN.

Los servidores proxy suelen estar ubicados en centros de gestión de datos repartidos por todo el globo. Una VPN, por su parte, puede tener servidores privados en todo el mundo y en diferentes países, lo que permite al usuario elegir una ubicación de servidor específica.

Esto es especialmente útil para las personas que quieren acceder a contenido restringido geográficamente, como programas de televisión y sitios web.

6. Acceso a contenido restringido

Como hemos visto, tanto el proxy como las VPN pueden permitir al usuario acceder a contenido restringido geográficamente.

Sin embargo, una VPN es más efectiva para acceder a contenido bloqueado, ya que no solo enmascara la dirección IP, sino que también cifra el tráfico y permite esquivar diferentes tipos de restricciones.

Por otro lado, al tener mayor cantidad de servidores en diversas partes del mundo, las posibilidades de acceder a contenido son muy superiores. Por así decirlo, es más probable que nos permita hacer lo que queremos con nuestra navegación.

7. Compatibilidad con dispositivos

Los servidores proxy son compatibles con una amplia variedad de dispositivos, incluidos teléfonos inteligentes, tablets y ordenadores. De hecho, normalmente hasta se configuran solos.

Sin embargo, una VPN puede ser más compleja, ya que implica instalar una aplicación de terceros. Esto suele llevar parejo el pago del servicio, además de requerir configurarse, dependiendo del dispositivo. Si no te manejas tanto con la tecnología, puede suponer un problema.

Aunque muchas VPN tienen aplicaciones fáciles de usar y configurar, que funcionan en diferentes sistemas operativos y dispositivos, no siempre es así. Es importante que, como usuario, tengas en cuenta que la VPN sea compatible con tus equipos y sistemas operativos.

8. Coste del proxy vs VPN

Casi por regla general, los servidores proxy son más económicos y con frecuencia gratuitos, mientras que una VPN implica pago mensual o por uso.

Sin embargo, algunas VPN ofrecen planes gratuitos o de prueba, que permiten al usuario conocer el servicio antes de comprar una suscripción. Sin embargo, como te contaba, la velocidad y prestaciones suelen ser de baja calidad.

Así, aunque los servidores proxy son más económicos, no ofrecen la misma protección y seguridad que una VPN. De hecho, vale la pena destacar que los proxy gratuitos no necesariamente son seguros: lo ideal sería contratar un servicio premium que sea fiable. Este tipo de proxy puede tener un coste muy similar a la mayoría de opciones de VPN del mercado.

Desde ese punto de vista, en general tiende a ser mejor opción contratar un servicio de VPN, ya que por un precio similar te ofrecerá numerosas funciones adicionales.

9. Muchas VPN no guardan registro de navegación

Un aspecto que suma a la privacidad es que, dependiendo de las políticas de la empresa que provee el servicio VPN, esta puede (o no) registrar el tráfico de navegación de los usuarios.

También he de decirte que la mayoría de los servicios VPN no lo hacen. Sin embargo, en un proxy gratuito o abierto, se podrá tener acceso al tráfico y utilizar los datos de los usuarios que no estén encriptados. Cuidado con esto, pues es una vulnerabilidad importante.

Privacidad a través de proxy o VPN

Entonces, qué es mejor: Proxy vs VPN

Las dos herramientas tienen su utilidad en contextos distintos, ya que fueron diseñadas para cumplir funciones diferentes. Es bueno que valores bien tu caso, sobre todo teniendo en cuenta lo que te voy a decir ahora.

Si tu objetivo es ocultar tu dirección IP, las dos herramientas te valen, pero los servidores proxy alcanzan una mayor velocidad de navegación y no exigen instalar aplicación o programa alguno. Son ideales si la prioridad es ocultar tu dirección IP.

En cambio, cuando buscas la máxima privacidad, lo ideal es una VPN. El motivo es que se encriptan los datos de tu navegación, lo que supone mayor seguridad y discreción. La desventaja es que la velocidad de navegación suele ser menor, pero también los costes asociados.

¿Cómo elegir una VPN?

Elegir un servicio de VPN es una tarea de investigación hasta dar con el más adecuado para ti. Hay muchas, muchas. Así que hemos de escoger con cuidado.

Un aspecto crucial son las políticas de datos que tiene la empresa al ofrecer el servicio. ¿Almacena tus datos de navegación? Si es así, ojo. No parece lo más seguro.

Además de esto, puedes fijarte en la velocidad, en la cantidad de países en los cuales tienen servidores y, por supuesto, en el precio del servicio.

¿Necesito una VPN o un servidor proxy?

En algunos casos, sí puede tener sentido complementar la seguridad. Si tienes un servicio de VPN en tu ordenador, no necesitarás configurar un servidor proxy. La red VPN cubre esta función de forma completa y, además, aporta otras como las que hemos descrito anteriormente.

Por otra parte, si tienes un servidor proxy y quieres mejorar la privacidad, puedes optar por una conexión VPN para conseguirlo.

¿Se puede utilizar una VPN y un proxy a la vez?

Aunque es posible, no tendría mucho sentido. En tal caso, lo mejor sería simplemente hacer uso de la conexión VPN, ya que puede ser difícil configurar ambas y no generar retrasos en la velocidad de conexión a Internet. Casi siempre estarías comprando (o pagando) por más de lo que necesitas, ya sea con dinero o sacrificando velocidad.

¿Todos los servidores proxy son iguales?

Hay diferentes tipos de proxy disponibles y cada uno tiene sus características únicas.

Por ejemplo: un proxy web es diferente a un proxy inverso, mientras que un proxy transparente es diferente a un proxy anónimo. Lo que sí has de tener claro es que unos proxy son más seguros que otros y ofrecen una mayor privacidad y anonimato.

Otra cosa a tener en cuenta es que los proxy se utilizan para diferentes propósitos. Algunos se emplean para acceder a contenido bloqueado geográficamente, mientras que otros se configuran para filtrar contenido web no deseado. Algunos también se emplean para aumentar la velocidad de navegación.

Proxy vs VPN gratuito

Una VPN o proxy gratuito no es una solución en términos de calidad sino sólo en el aspecto puramente económico. Aunque no siempre es así, el pago suele implicar mayor seguridad de tus datos y un servicio fiable.

Un proxy público y una VPN gratuitos difícilmente protegerán tus datos ni dejarán de vendérselos a terceros. Eso, claro, sin mencionar las amenazas a las que se puedes estar expuesto por conectarte a un servidor que no te aporta ninguna garantía.

Una VPN o proxy de pago permiten que la empresa pueda invertir en un servicio que garantice seguridad y funcionamiento óptimo. Eso, además de actualizaciones, buenos servidores y confidencialidad.

Por eso, te animamos a que no te dejes seducir por anuncios de servicios gratis de proxy o VPN, ya que pueden salirte mucho más caros a largo plazo.

Consideraciones finales sobre proxy vs VPN

Podemos concluir que, en la mayoría de los casos, un proxy no se compara en calidad de protección y seguridad a una VPN de pago, ni siquiera cuando el servidor proxy es de pago.

Los proxy son adecuados cuando se busca una solución rápida para acceder a un contenido bloqueado para ubicaciones geográficas específicas. Vale la pena mencionar que algunas plataformas no solo se fijan en la IP para determinar la ubicación, sino en otros datos que los proxy no modifican y las VPN, sí.

Por eso, las VPN nos parecen la mejor opción a largo plazo y funcionamiento, aunque supongan mayor coste y tiempo de configuración inicial.

La seguridad lo es todo para crear una página web

Si estás lanzando tu web o necesitas de un servidor para tu empresa y quieres hacerlo de forma segura, lo ideal es que cuentes con un servicio fiable como el de Raiola Networks.

Como puedes ver, tenemos una gama de servicios para diferentes tipos de clientes, desde páginas web pequeñas hasta grandes servidores ¡y mucho más! Además, con una plataforma robusta y segura, para que tus visitantes tengan servicio ininterrumpido.

También contamos con servidores en distintas partes del mundo, por lo que tu página podrá ofrecer un tiempo de respuesta reducido para la mayoría de usuarios, sin importar dónde estén. Olvídate de complicaciones y apuesta por nosotros.

Jesus Magaña
Jesus Magaña

Soy Jesús, especialista en SEO y creación de contenido. Llevo desde 2006 compartiendo lo que he aprendido de forma clara y accesible (¡o eso intento!). Que me leas es un privilegio, así que esta bio la reservo para darte las gracias por tu tiempo. ¡Nos vemos!

Artículos relacionados

Si te ha gustado este post, aquí tienes otros que pueden ser de tu interés. ¡No dejes de aprender!

Tenemos 0 comentarios en "Proxy vs VPN: ¿Cuál es la diferencia y cuál elegir para proteger tu privacidad en línea?"
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Vienes de otro proveedor?

¡Ningún problema! Te migramos gratis y sin cortes
cohete raiola