email telefono contacto

Branding: Qué es y cómo usarlo para crear una marca fuerte

Cuando hablamos de branding, muchas veces la gente piensa simplemente en aspectos como la identidad visual de la marca. ¡Pero así estás pasando por alto otros aspectos cruciales!

La apariencia visual es solamente uno de los elementos del branding, que también abarcan su historia, sus valores, la experiencia del cliente y la percepción general que los consumidores tienen del negocio.

Si no tenemos todo esto en cuenta al diseñar el branding de nuestra empresa, correremos el riesgo de limitar el impacto y la efectividad de la estrategia.

En este post, te lo cuento en detalle.

Branding: Qué es y cómo usarlo para crear una marca fuerte 1
¡Suscríbete al boletín!

No te enviaremos spam, lo prometemos. Enviamos a nuestros suscriptores contenido sobre WordPress, hosting, marketing digital y programación.

+ Información básica sobre protección de datos

¿Qué es branding?

Branding que es

Empecemos por el principio.

El branding, también conocido como gestión de marca, es el conjunto de estrategias y actividades diseñadas para construir, gestionar y promover la percepción de una marca en la mente de los consumidores.

El objetivo principal del branding es crear una identidad única y memorable para una marca, que la distinga de la competencia y genere una conexión emocional con los consumidores.

Como te decía en la introducción del artículo, el branding incluye distintos elementos que veremos dentro de un momento. Entre otros, son el diseño del logotipo, el eslogan, la paleta de colores, la tipografía, la voz de la marca, la misión, los valores y el resto de elementos que contribuyen a la creación de una identidad coherente.

La forma en que la marca se presenta y se comunica a través de sus canales también es branding: publicidad, redes sociales, packaging, sitio web, etc.

Ahora bien, insisto en que el branding no consiste únicamente en la apariencia más «externa» de tu marca. También son branding la calidad de tus productos o servicios, el modo en que te relacionas con tus clientes y la lógica que hay detrás de tu estrategia de precios, por ejemplo. Todos son elementos que contribuyen a la percepción general de tu marca en la mente de los consumidores.

Importancia del branding en la estrategia de marca

Logotipo

Una estrategia de branding eficaz busca construir una imagen positiva y consistente de la empresa, fomentar la lealtad del cliente y aumentar el reconocimiento de la marca.

¿No lo acabas de ver? Te cuento.

En un mercado saturado, la gestión de marca es esencial si tu empresa busca diferenciarse de la competencia y destacar en la mente de los consumidores. Una identidad de marca fuerte y única permite que los consumidores distingan a una empresa de otra y facilita la toma de la decisión de compra.

Por no mencionar que una marca sólida y coherente despierta confianza entre los consumidores. Cuando los clientes tienen una experiencia positiva con una marca y esta tiene una imagen que apoya esta percepción, es más probable que vuelvan a comprar y que recomienden la marca a sus conocidos.

Por otra parte, la forma en que una marca se presenta y se comunica puede generar sentimientos positivos que influyen en las decisiones de compra. Un buen branding puede crear una conexión emocional con los consumidores, lo que conduce a un mayor nivel de lealtad a largo plazo.

Y, desde luego, un branding bien llevado simplifica las estrategias de marketing. Una marca establecida y reconocida puede aprovechar mejor las campañas publicitarias y de marketing (y obtener un mayor ROAS) porque los consumidores están más receptivos a los mensajes de una marca que conocen y en la que confían.

Principales elementos del branding

El branding combina una serie de elementos que trabajan juntos para construir y comunicar la identidad de la marca. Para que el branding tenga éxito, será necesario mantener la coherencia y la consistencia en la aplicación de estos elementos en todos los puntos de contacto con los consumidores.

¿Pero cuáles son estos elementos clave del branding? Los he ido mencionando en apartados anteriores, pero aquí los vamos a ver uno a uno.

Son estos.

Identidad visual de la marca

Identidad visual de marca

Son todos aquellos aspectos que más comúnmente se asocian con el branding: el conjunto de elementos visuales que representan la imagen de una marca y la distinguen de otras. Lo cierto es que la identidad visual es una parte esencial de la estrategia de branding, pero no es TODO el branding.

Veamos cuáles son sus componentes principales.

Nombre de marca

El nombre de marca es uno de los elementos más fundamentales de la identidad de una empresa. Es la palabra o combinación de palabras que identifica y diferencia a una marca de otras en el mercado.

Algunas condiciones que debería cumplir son:

  • Debe ser distintivo y fácil de recordar.
  • Debe transmitir la personalidad de la marca, sus principios fundamentales o la promesa que hace a sus clientes.
  • Debe ser relevante para el mercado al que se dirige y para el público objetivo.
  • Debe funcionar bien en diferentes contextos y mercados.
  • Debe ser claro y fácil de pronunciar para facilitar la búsqueda online y el boca a boca.

Logo

Un logotipo es un símbolo gráfico que representa a la marca. Es una imagen distintiva que se utiliza para identificar visualmente al negocio.

Eslogan

Un eslogan o lema memorable puede complementar el logotipo y ayudar a comunicar el mensaje central de la marca. Debe ser breve, pegadizo y representar los valores o beneficios clave de la marca.

Gráfica e imágenes

El uso de imágenes y gráficos específicos forma parte de la identidad visual de una marca. Pueden incluir fotografías, ilustraciones u otros elementos visuales que refuercen la estética deseada.

Paleta de colores

La elección de colores específicos para la marca es crucial. Está demostrado que los colores provocan emociones y crean asociaciones específicas en la mente de los consumidores.

Tipografías

El estilo de letra o tipografía utilizado en el nombre de la marca o en mensajes clave contribuye a la coherencia visual.

Voz y tono de la marca

Voz de marca

La voz de la marca es el estilo y la personalidad distintivos con los que la marca se expresa verbalmente. Es la forma en que la marca «habla» con su audiencia, que debe ser coherente con los valores y la identidad de la empresa.

Ejemplo: Si una marca es conocida por ser joven y accesible, su voz seguramente sea informal, cercana y amigable en todos los puntos de contacto con los clientes.

El tono de la marca es una variación en la expresión verbal que se adapta a situaciones específicas o a la audiencia a la que se dirige. Aunque la voz de la marca permanece constante, el tono puede cambiar según el contexto. Puede ser divertido, serio, informativo, etc., dependiendo de la situación.

Ejemplo: Si vas a lanzar un nuevo producto, adoptarás un tono de emoción y entusiasmo (dentro de tu registro informal habitual). En cambio, si quieres comunicar un problema, adoptarás un tono más serio y reflexivo (dentro de tu informalidad).

Ambos conceptos son esenciales para construir una comunicación coherente. Al establecer una voz de marca, creas una personalidad verbal reconocible que resuena con tu público. El tono, por otro lado, permite a la marca ajustar su comunicación según las circunstancias sin poner en compromiso la coherencia general.

Al definir la voz y el tono de la marca, ten en cuenta a tu audiencia objetivo, los valores de tu marca y el contexto de la comunicación. La consistencia en la aplicación de la voz y el tono contribuye a construir una conexión sólida y auténtica a lo largo del tiempo.

Historia y narrativa del negocio

Narrativa de la marca

La historia del negocio es el relato sobre cómo se inició la empresa, a partir de qué idea o necesidad surgió, qué dificultades se superaron, qué logros se alcanzaron y cómo ha evolucionado la marca a lo largo del tiempo. Puede incluir anécdotas personales, eventos significativos y momentos clave que han dado forma a la identidad de la marca.

Compartir la historia del negocio humaniza a la marca, ya que muestra autenticidad y la trayectoria de la empresa.

La narrativa del negocio es mucho más que una simple cronología: incluye elementos como la misión, la visión, los valores y el propósito central de la empresa. La narrativa del negocio crea una trama que guía la percepción de la marca.

La narrativa del negocio es un marco conceptual para entender la esencia y la dirección de la marca. Ayuda a definir por qué la empresa existe, qué valores defiende y cómo busca impactar positivamente la vida de sus clientes.

Tanto la historia como la narrativa del negocio contribuyen significativamente al branding de un negocio. Son elementos que proporcionan un contexto profundo, más allá de la apariencia visual y de la comunicación inmediata.

Además, bien utilizadas, pueden ser herramientas poderosas para diferenciar a la marca en el mercado y aumentar el valor percibido por los consumidores.

Segmentación de marca

Consiste en la estrategia de dirigir y adaptar los esfuerzos de marketing y mensajes de marca hacia un segmento específico del público potencial.

En lugar de tratar de atraer a todos los consumidores por igual, las empresas que implementan una estrategia de segmentación de marca identifican a grupos específicos de consumidores con características y comportamientos similares. De este modo, pueden personalizar las estrategias de marketing para abordar de manera más efectiva las necesidades, preferencias y valores de un público objetivo específico.

La segmentación de marca ayuda a construir un branding más fuerte, ya que se pueden crear mensajes y experiencias más relevantes y personalizados.

Posicionamiento en el mercado

La forma en que una marca se posiciona en el mercado, en relación con la competencia, es otro elemento clave. Define el modo en que la marca quiere ser percibida por los consumidores en relación con otras marcas del mercado.

El posicionamiento de marca implica identificar y ocupar un lugar único y distintivo en la mente de los consumidores basándonos en atributos como la calidad, el precio, la innovación o los valores.

Una estrategia efectiva de posicionamiento de marca ayuda a establecer una percepción única que destaca los puntos fuertes de la marca y la hace memorable y preferida en comparación con la competencia.

Tipos de branding

Hay varios tipos de branding y cada uno de ellos tiene sus propias estrategias específicas. A menudo, las empresas utilizan una combinación de estos enfoques para construir una presencia de marca completa y efectiva. La elección del tipo de branding que vas a hacer dependerá de los objetivos y valores específicos de tu empresa.

Para que puedas decidir, te los resumo.

Branding personal

Obama - Marca personal

El branding personal (o marca personal) es que lleva a cabo una persona que construye y gestiona su propia marca, destacando sus habilidades, valores, personalidad y experiencias para diferenciarse y crear una percepción positiva en los demás.

Al igual que las empresas crean marcas para destacar en el mercado, las personas pueden cultivar una marca personal para sobresalir en sus carreras.

Este concepto implica la creación de una identidad única y auténtica que refleje quién es la persona y cómo desea ser percibida por los demás. Incluirá una elección de colores, estilo de comunicación, presencia en redes sociales y la consistencia en la entrega de mensajes.

Branding corporativo

El branding corporativo es el que emplea una empresa para construir y gestionar su identidad de marca. Implica la creación y mantenimiento de una imagen coherente y distintiva que refleje los valores, la cultura, la misión y la visión de la empresa. El objetivo principal es establecer una conexión emocional con los clientes y otros stakeholders.

Un ejemplo destacado de branding corporativo es la empresa Apple. La marca se ha asociado con la innovación, el diseño elegante y la simplicidad desde su icónico logotipo hasta la presentación de productos y la experiencia del usuario. La percepción de calidad, creatividad y vanguardia tecnológica asociada a la marca ha contribuido significativamente a la fidelidad de sus clientes.

Branding de producto

iPhone - Branding de producto

A diferencia del branding corporativo, que abarca la totalidad de una empresa, el branding de producto se enfoca exclusivamente en resaltar las características, beneficios y valores únicos asociados a un artículo en particular. El objetivo principal es diferenciar ese producto específico en el mercado.

Este proceso implica la elección de elementos visuales como el nombre del producto, el diseño del mismo y de su empaquetado, el logotipo y la estrategia de marketing específica para ese artículo. La coherencia en la presentación y la entrega de mensajes contribuye a establecer una percepción distintiva del producto en la mente de los consumidores.

Un ejemplo de branding de producto es la línea de iPhone de Apple. A través del branding de producto, Apple ha logrado que el iPhone sea más que un simple dispositivo, convirtiéndolo en un símbolo de estatus y de estilo de vida.

Branding de servicio

El branding de servicio consiste en gestionar la identidad de un servicio específico. A diferencia de los productos tangibles, los servicios son intangibles y se experimentan en el momento de la prestación. El branding de servicio destaca las cualidades únicas, los valores y la experiencia que ofrece un servicio en particular, con el objetivo de diferenciarlo en el mercado.

Elementos clave del branding de servicio incluyen la definición clara de la propuesta de valor, la creación de una experiencia del cliente consistente, el desarrollo de mensajes de marketing específicos y la construcción de una reputación sólida en torno a la calidad del servicio. La interacción directa con los clientes, la capacitación del personal y la comunicación efectiva también son aspectos fundamentales.

Branding minorista

Branding de un comercio

El branding minorista consiste en la gestión de la identidad de una tienda o cadena minorista. Se centra en crear una experiencia única de compra y en destacar los valores, la imagen y la propuesta de valor de la tienda para atraer a los consumidores y diferenciarse de la competencia.

Los elementos clave del branding minorista incluyen, entre otros: el diseño de la tienda, la disposición de los productos, la selección de marcas y productos, el servicio al cliente, la estrategia de precios y la comunicación visual.

7 consejos para crear una marca que permanezca en la mente de los consumidores

Crear una marca que permanezca en la mente de los consumidores requiere estrategia, coherencia y autenticidad. En esta sección, quiero darte algunos consejos prácticos que creo que te pueden servir para que logres este objetivo.

¿Preparado?

1. Define tu identidad de marca con claridad

Establece claramente quién eres como marca, tus valores fundamentales y la promesa que ofreces a los consumidores. Una identidad de marca bien definida proporciona una base sólida para construir la percepción de la marca.

2. Conoce a tu audiencia

Entiende a tu público objetivo, sus necesidades, deseos y valores. La empatía con tu audiencia te permitirá crear mensajes y experiencias que resuenen con ellos.

3. Crea una experiencia coherente

Mantén la coherencia en todos los puntos de contacto con el cliente, ya sea en el diseño, la comunicación, la calidad del producto o el servicio al cliente. Una experiencia coherente refuerza la percepción de la marca.

4. Invierte en diseño de marca

Un diseño visual fuerte y distintivo ayuda a tu marca a destacar y ser reconocida fácilmente. Esto incluye elementos como el logotipo, colores, tipografía y otros elementos visuales que reflejen la personalidad de la marca.

5. Cuenta una historia persuasiva

Desarrolla una narrativa auténtica que conecte emocionalmente con tu audiencia. Las historias impactantes y genuinas tienen el poder de quedarse en la mente de los consumidores durante un largo tiempo.

6. Aprovecha las redes sociales y la publicidad creativa

Utiliza las plataformas de redes sociales y publicidad para llegar a tu audiencia. La creatividad y la autenticidad de tus campañas pueden aumentar la visibilidad y el impacto de tu marca.

7. Sé flexible y receptivo

Tienes que estar dispuesto a adaptarte a medida que evolucionan las tendencias del mercado y las preferencias del consumidor. Escucha activamente el feedback de tus clientes y ajusta tu estrategia según sea necesario.

Hazte con el control de tu branding

Si has terminado todo el post y estás un poco abrumado, no te preocupes. Es lo normal al principio, especialmente si tenemos en cuenta la cantidad de aspectos que abarca el branding.

Sin embargo, este también es el primer paso para enfrentarte con éxito a cada uno de sus elementos. Te recomiendo que desgloses el proceso en pasos para que sea más manejable: empieza por definir una narrativa de marca sólida; después, establece una identidad visual coherente; finalmente, desarrolla mensajes claros.

De esta manera, yo creo que vas a poder crear una marca más fuerte y coherente, capaz de conectar realmente con tu público objetivo. Ah, y recuerda que el branding es un proceso continuo: no es un evento único o estático, sino un esfuerzo constante y en evolución. Tu branding debe adaptarse y ajustarse a medida que cambian las circunstancias del mercado, los gustos de los consumidores, las tendencias del sector, etc.

¿Qué opinas?

Andrea Barreiro
Andrea Barreiro

Técnico de marketing online en el sector del hosting desde 2012. Invierte el tiempo en leer mucho, subir montes e intentar que Bowie no se coma el sofá.

Artículos relacionados

Si te ha gustado este post, aquí tienes otros que pueden ser de tu interés. ¡No dejes de aprender!

Tenemos 0 comentarios en "Branding: Qué es y cómo usarlo para crear una marca fuerte"
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Vienes de otro proveedor?

¡Ningún problema! Te migramos gratis y sin cortes
cohete raiola