email telefono contacto

¿Qué es la Responsabilidad Social Corporativa (RSC)?

Cuando hablamos de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), nos referimos al compromiso que adquieren las empresas para actuar de manera ética y contribuir positivamente al desarrollo económico, social y ambiental de la comunidad en la que trabajan.

¿En otras palabras?

La Responsabilidad Social Corporativa implica que las empresas deben tener en cuenta no solo sus intereses económicos, sino también el impacto que tienen en la comunidad, el medio ambiente y sus empleados.

Ahora que sabemos lo que es la Responsabilidad Social Corporativa, veamos el tema en mayor detalle. ¿Te parece?

¿Qué es la Responsabilidad Social Corporativa (RSC)? 1
¡Suscríbete al boletín!

No te enviaremos spam, lo prometemos. Enviamos a nuestros suscriptores contenido sobre WordPress, hosting, marketing digital y programación.

+ Información básica sobre protección de datos

Importancia de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) para las empresas

Importancia de la Responsabilidad Social Corporativa

Ahora que ya conoces la definición del término, a lo mejor estás pensando… «¿Pero tan importante es esto?»

¡Pues sí!

La Responsabilidad Social Corporativa es importante y beneficiosa para las empresas por varios motivos:

  • Mejora de la reputación y la imagen de la empresa: Las empresas que demuestran estar verdaderamente comprometidas con la RSC tienden a ser percibidas de manera más favorable por los consumidores, por los inversores y por la sociedad en general. Como consecuencia, mejoran su reputación y despiertan un mayor nivel de confianza.
  • Atracción y retención de talento: Los empleados, especialmente las nuevas generaciones, tendemos a valorar cada vez más la implicación en causas sociales, el sentimiento de estar trabajando por un propósito justo y el sentirnos identificados con los valores de nuestros lugares de trabajo. Las empresas que incorporan prácticas de RSC tienen la oportunidad de atraer y retener a empleados comprometidos.
  • Reducción de riesgos: La adopción de prácticas responsables también ayuda a las empresas a mitigar riesgos relacionados con la reputación y los impactos ambientales y sociales negativos. Como resultado, obtienen una mayor estabilidad y sostenibilidad a largo plazo.
  • Acceso a nuevos mercados y oportunidades de negocio: Cada vez es más frecuente que los consumidores busquen productos y servicios que provengan de empresas socialmente responsables. La RSC puede abrir nuevas oportunidades de mercado y diferenciar a las empresas de sus rivales en un entorno competitivo.
  • Contribución al desarrollo sostenible: La RSC también desempeña un papel importante en la promoción del desarrollo sostenible en términos sociales y ambientales. Existen muchas empresas que se implican en proyectos que contribuyen a paliar los efectos de la desigualdad, del cambio climático y de la degradación del medioambiente.

Origen de la Responsabilidad Social Corporativa

Origen de la Responsabilidad Social Corporativa

Por si te estás preguntando cómo surgió la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), lo cierto es que tiene sus raíces en movimientos sociales y económicos que han ido evolucionando a lo largo del tiempo.

Si hacemos un resumen muy a grandes rasgos del origen y el desarrollo histórico de la RSC, hay algunos momentos especialmente importantes que hacen que todo cobre sentido:

  • Siglo XIX: Echando la vista muy, muy atrás, podemos considerar que el origen de la responsabilidad social corporativa empezó a tomar forma durante los movimientos de reforma social del siglo XIX, que incluían la lucha por los derechos laborales y la protección del medio ambiente en respuesta a las condiciones laborales y ambientales deplorables de las primeras fábricas industriales.
  • Siglo XX: Durante el siglo XX se empezó a reconocer la necesidad de que las empresas asumieran responsabilidades más allá de sus obligaciones legales y económicas hacia la sociedad y el medio ambiente.
  • Década de 1950: La obra del economista Howard Bowen, Social Responsibilities of the Businessman, publicada en 1953, es uno de los primeros intentos formales de definir la responsabilidad social empresarial.
  • Décadas de 1960 y 1970: Durante este período surgieron distintos movimientos en pro de los derechos civiles, del feminismo y del medioambiente en diferentes países. Todos ellos se iniciaron como medida de presión a las empresas para que adoptaran prácticas más éticas y responsables. Además, en 1971, Milton Friedman publicó su famoso artículo «La responsabilidad social de la empresa es aumentar sus ganancias», que cuestionaba la idea de que las empresas deberían preocuparse por algo más que maximizar las ganancias para sus accionistas.
  • Década de 1980: A pesar de la influencia de Friedman, hubo un creciente interés en la RSC, especialmente después de desastres ambientales y sociales destacados, como el desastre de Bhopal en 1984 (la catástrofe industrial más grande de la historia). Parecía que muchas empresas empezaban a darse cuenta de que sus acciones tenían efectos que iban más allá de aspectos financieros y legales.
  • Década de 1990: La RSC empezó a integrarse en las estrategias comerciales de muchas empresas, especialmente en respuesta a la globalización y a la creciente demanda de transparencia por parte de los consumidores y los inversores.
  • Siglo XXI: En la actualidad, la RSC ya se considera parte integral de las estrategias de muchas empresas, con un enfoque cada vez mayor en la sostenibilidad, la responsabilidad ambiental y la inclusión social. Además, la creciente conciencia sobre los efectos adversos del cambio climático y la desigualdad social ha llevado a un mayor escrutinio de las prácticas empresariales.

Hitos importantes en el desarrollo de la RSC a nivel mundial

  • Creación del Pacto Mundial de las Naciones Unidas (2000): Se trata de un esfuerzo de la ONU para instar a las empresas a adoptar principios universales en áreas como los derechos humanos, los derechos laborales, el medio ambiente y la lucha contra la corrupción.
  • Publicación de las Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales (1976): Estas directrices proporcionan principios y recomendaciones para la conducta empresarial responsable en áreas como los derechos humanos, el medio ambiente, la competencia y la tributación.
  • Desarrollo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU (2015): Los ODS proporcionan un marco global diseñado para luchar contra problemas sociales, económicos y ambientales, animando a las empresas a contribuir a su logro a través de prácticas responsables.
  • Informe Brundtland (1987): Conocido con el título de «Nuestro Futuro Común», este informe de la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo popularizó el concepto de desarrollo sostenible y su importancia para las empresas y la sociedad en general.
  • Adopción de la Norma ISO 26000 sobre Responsabilidad Social (2010): Esta norma internacional proporciona directrices para que las organizaciones pueden operar de manera socialmente responsable en términos de derechos humanos, prácticas laborales, medio ambiente, prácticas justas de operación, asuntos relacionados con los consumidores y participación activa y desarrollo de la comunidad.

Principios básicos y valores de la Responsabilidad Social Corporativa

Valores de la Responsabilidad Social Corporativa

¿Pero cuáles son, en concreto, los principios básicos que guían las acciones de Responsabilidad Social Corporativa (RSC)?

Lo cierto es que varían dependiendo de la organización y del contexto específico en el que esta se mueva, pero sí suelen incluir los siguientes:

  • Transparencia: Las empresas deben ser transparentes en sus gestiones, comunicaciones y prácticas para ganarse la confianza de los diferentes stakeholders: empleados, clientes, inversores y la comunidad en general.
  • Ética empresarial: Las empresas deben operar de manera ética y legal, evitando prácticas comerciales deshonestas o injustas como la corrupción, el fraude y la explotación.
  • Respeto a los derechos humanos: Las empresas tienen la responsabilidad de respetar los derechos humanos en todas sus gestiones y cadenas de suministro, evitando cualquier forma de discriminación, trabajo infantil, trabajo forzado o violaciones de los derechos laborales de sus trabajadores.
  • Sostenibilidad: Las empresas deben adoptar prácticas sostenibles que minimicen su impacto negativo en el medio ambiente y promuevan el uso responsable de los recursos naturales, así como la mitigación del cambio climático.
  • Inclusión y diversidad: Las empresas deben fomentar la diversidad en su equipo de trabajo y garantizar la igualdad de oportunidades para todos los empleados independientemente de su sexo, etnia, orientación sexual, etc.
  • Compromiso con la comunidad: Las empresas deben contribuir al desarrollo de las comunidades en las que operan mediante la inversión en programas de responsabilidad social, donaciones, voluntariado corporativo y otras actividades que beneficien a la sociedad.
  • Gobernanza responsable: Las empresas deben establecer una sólida estructura de gobierno corporativo que promueva la rendición de cuentas, la integridad y la participación de los diferentes grupos de interés en la toma de decisiones.

Ejemplos de Responsabilidad Social Corporativa en distintas áreas de una empresa

Ahora que ya hemos visto los principios básicos y los valores que se intentan promover a través de las acciones de Responsabilidad Social Corporativa, quizá te estés preguntando cómo exactamente pueden las empresas poner en marcha este tipo de proyectos de RSC.

En realidad, las empresas pueden desarrollar acciones de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) en un montón de áreas distintas, incluyendo el medio ambiente, la comunidad, los empleados, los proveedores y otros aspectos de sus operaciones diarias.

Veamos algunos ejemplos concretos de medidas de Responsabilidad Social Corporativa que una empresa puede llevar a cabo en cada una de estas áreas.

1. Medioambiente

Ejemplos de Responsabilidad Social Corporativa

  • Reducción de emisiones de carbono: Implementación de programas de eficiencia energética, uso de energías renovables y adopción de tecnologías limpias.
  • Gestión de residuos: Reducción, reutilización y reciclaje de materiales para minimizar la generación de residuos y promover un ciclo de vida sostenible de los productos.
  • Conservación de recursos naturales: Protección de recursos como agua, suelo y biodiversidad a través de prácticas de conservación y restauración.
  • Compromiso con la biodiversidad: Desarrollo y apoyo a proyectos de conservación y restauración de ecosistemas locales y hábitats naturales.

Ejemplo concreto: Una empresa decide implementar un programa de gestión de residuos que incluye la separación y reciclaje de materiales en todas sus instalaciones, así como la reducción de la utilización de plásticos de un solo uso.

2. Comunidad

  • Inversión en programas sociales: Apoyo financiero o en especie a iniciativas locales que beneficien a la comunidad en áreas como educación, salud, cultura y desarrollo económico.
  • Voluntariado corporativo: Creación de oportunidades para que los empleados participen en actividades de voluntariado para colaborar con las comunidades locales.
  • Colaboración con organizaciones sin ánimo de lucro: Colaboración con organizaciones caritativas para desarrollar y ejecutar proyectos que tengan un impacto social positivo.

Ejemplo concreto: Una empresa puede establecer un programa de becas educativas para estudiantes locales de las comunidades donde opera, con el fin de apoyar su acceso a una mejor formación.

3. Empleados

  • Desarrollo profesional: Ofrecimiento de programas de capacitación y desarrollo para mejorar las habilidades y el crecimiento profesional de los empleados.
  • Equilibrio entre trabajo y vida personal: Implementación de políticas y programas que promuevan un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida personal de los empleados.
  • Seguridad y bienestar: Garantía de un entorno de trabajo seguro y saludable, así como acceso a beneficios de salud y bienestar.

Ejemplo concreto: Una empresa puede crear un programa de mentoría interno para empleados junior, donde puedan recibir consejo y guía de compañeros más experimentados para su desarrollo profesional.

4. Proveedores

  • Cadena de suministro ética: Establecimiento de estándares de conducta ética y laboral para los proveedores y auditorías periódicas para garantizar el cumplimiento de dichos estándares.
  • Compra responsable: Priorización de proveedores que demuestren prácticas sostenibles y socialmente responsables en su negocio.
  • Desarrollo de proveedores locales: Apoyo al desarrollo y fortalecimiento de proveedores locales, especialmente en comunidades desfavorecidas.

Ejemplo concreto: Una empresa puede implementar un código de conducta para proveedores que establezca expectativas claras en áreas como el respeto a los derechos humanos, las condiciones laborales y la sostenibilidad ambiental.

Ejemplos de empresas comprometidas con la Responsabilidad Social Coorporativa

Para terminar el post, vamos a poner unos ejemplos de empresas reales que practican la responsabilidad social corporativa, así como las acciones que han decidido llevar a cabo.

Creo que estos ejemplos ilustran cómo diversas empresas están utilizando su influencia y recursos para crear un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente.

Si conoces otros proyectos interesantes en el ámbito de la RSC, no dudes en compartirlos en los comentarios ¡y estaré encantada de añadirlos a este artículo!

IKEA

IKEA y responsabilidad social corporativa

IKEA ha demostrado su compromiso con la sostenibilidad ambiental a través de diversas iniciativas. En primer lugar, la empresa ha invertido fuertemente en energías renovables, utilizando fuentes como la solar y la eólica para abastecer parte de su consumo energético. Además, ha implementado medidas de eficiencia energética en sus instalaciones y procesos de producción para reducir su consumo de energía y minimizar su impacto ambiental.

En cuanto a los materiales utilizados en sus productos, en IKEA afirman esforzarse por comprar materiales sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. La empresa ha establecido estándares estrictos para la selección de materiales, priorizando aquellos que provienen de fuentes renovables, certificadas o recicladas. Además, IKEA trabaja en colaboración con sus proveedores para garantizar prácticas responsables en la producción y extracción de materiales, minimizando así el impacto ambiental de sus productos.

IKEA también ha lanzado el programa «People & Planet Positive», que refleja su compromiso con la sostenibilidad y el bienestar social. Este programa incluye objetivos ambiciosos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en toda su cadena de suministro, así como para mejorar las condiciones laborales y promover el trabajo digno.

De este modo, IKEA se ha comprometido a reducir su huella de carbono y ha implementado medidas para lograr una cadena de suministro más sostenible, incluyendo la optimización de rutas de transporte y la implementación de prácticas de producción más eficientes y sostenibles.

Además, la empresa sueca ha llevado a cabo diversas iniciativas para promover la igualdad de género y la diversidad en su fuerza laboral. La empresa se esfuerza por crear un entorno inclusivo donde todas las personas puedan desarrollarse profesionalmente y alcanzar su máximo potencial, independientemente de su sexo, etnia o identidad sexual.

Por último, IKEA también ha trabajado en colaboración con organizaciones y comunidades locales para proporcionar acceso a viviendas asequibles y sostenibles, apoyando así el bienestar de sus empleados y de la sociedad en general.

H&M

HM y responsabilidad social corporativa

Esta conocida cadena de tiendas de moda ha implementado un programa de reciclaje de ropa como parte de sus acciones de Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Este programa, conocido como «HM Conscious», tiene como objetivo promover la sostenibilidad y reducir el impacto ambiental de la industria textil.

El programa de reciclaje de ropa de HM permite a los clientes llevar prendas usadas de cualquier marca a las tiendas participantes y depositarlas en contenedores designados. A continuación, estas prendas se reciclan o reutilizan de diversas formas, en función de cuál sea su estado.

Por ejemplo, algunas prendas pueden ser recicladas para convertirlas en nuevas fibras textiles, mientras que otras pueden reutilizarse o revenderse como prendas de segunda mano.

Además del programa de reciclaje de ropa, HM ha implementado otras iniciativas sostenibles, como el uso de materiales reciclados en sus productos, la reducción del consumo de agua en la producción y la promoción de condiciones laborales más justas en su cadena de suministro.

Andrea Barreiro
Andrea Barreiro

Técnico de marketing online en el sector del hosting desde 2012. Invierte el tiempo en leer mucho, subir montes e intentar que Bowie no se coma el sofá.

Artículos relacionados

Si te ha gustado este post, aquí tienes otros que pueden ser de tu interés. ¡No dejes de aprender!

Tenemos 0 comentarios en "¿Qué es la Responsabilidad Social Corporativa (RSC)?"
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Vienes de otro proveedor?

¡Ningún problema! Te migramos gratis y sin cortes
cohete raiola